sábado, 9 de septiembre de 2017

La verdadera bomba de los BRICS

Pepe Escobar, Asia Times

La cumbre anual de los BRICS en Xiamen -donde el Presidente Xi Jinping fue alcalde- no pudo realizarse en un contexto geopolítico más inflamado.

Una vez más hay que recordar que el núcleo central de los BRICS es "RC", es decir la asociación estratégica Rusia-China. Por tanto es primordial comprender que lo que se juega en el tablero de ajedrez de la península coreana afecta a estas dos naciones que comparten fronteras con la Republica Democrática Popular de Corea.

Pues bien, Pekín ha impuesto un veto definitivo a la guerra y, el Pentágono esta muy consciente de ello.

La sexta prueba nuclear de Pyongyang, aunque fue proyectada con mucha anticipación, ocurrió sólo tres días después que dos bombarderos estratégicos estadounidenses (B-1B) con capacidad nuclear llevaron a cabo su propia "prueba" junto con cuatro F-35B y unos cuantos F-15 japoneses.

Todos los que están familiarizados con este “juego” sabían que Corea del Norte respondería a esta prueba de "decapitación" apenas disfrazada.

Por tanto habrá que volver a considerar a la única propuesta sólida existente sobre la mesa: el "doble congelamiento" propuesto por Rusia y China: Congelamiento de los ejercicios militares de EEUU/Japón/Corea del Sur y congelamiento del programa nuclear de Corea del Norte, de tal manera que la diplomacia tome el control de la crisis.

Al contrario, la Casa Blanca, ha invocado una vez más a sus "capacidades nucleares" como un mecanismo de resolución de conflictos.

¿Alguien quiere una mina de oro en el Amazonas?

En otro frente, en la frontera de India y China, en la meseta de Doklam, Nueva Delhi y Beijing decidieron, después de dos tensos meses, "replegar rápidamente" sus tropas fronterizas. Esta decisión está directamente relacionada con la cumbre de los BRICS, que la India como China iban a perder la batalla a lo grande.

El Primer Ministro indio Narendra Modi ya había intentado una táctica similar antes de la cumbre BRICS de Goa el año pasado. Luego, ha seguido insistiendo que Pakistán debía ser declarado "Estado terrorista". La alianza China-Rusa la vetó debidamente.

Modi también boicoteó, ostensiblemente, la cumbre de la Iniciativa Belt and Road (nueva ruta de la seda; un camino y un cinturón) en Hangzhou el pasado mes de mayo, esencialmente debido al Corredor Económico China-Pakistán (CPEC).

India y Japón sueñan con contrarrestar la nueva ruta de la seda con un proyecto de conectividad; el Corredor de Crecimiento Asia-África (AAGC). Creer que la AAGC -con apenas una fracción del alcance y de los fondos disponibles de la ruta de la seda BRI- es entrar directamente en el territorio de la fantasía.

Sin embargo, Modi emitió algunas señales positivas en Xiamen: "Nuestra misión es erradicar la pobreza; asegurar la salud, el saneamiento, la formación, la seguridad alimentaria, la igualdad de género, la energía, la educación".

Brasil, por su parte, está inmerso en una tragedia sociopolítica más grande de su historia, un país "liderado" por una entidad corrupta, al estilo de Drácula; “Temer El usurpador”. El presidente de Brasil, Michel Temer, llegó a Xiamen ansioso por vender "sus" 57 privatizaciones importantes a los inversionistas chinos - incluyendo la minería de oro en una reserva natural amazónica del tamaño de Dinamarca. Si uno añade su política de austeridad masiva en el gasto social y una legislación anti-laboral durísima, y uno tiene la imagen de Brasil que actualmente está siendo administrado por Wall Street. El nombre del juego es sacar provecho del botín, rápido.

El nuevo Banco de Desarrollo (NDB) del BRICS, una contraparte del Banco Mundial. sólo está empezando a financiar proyectos BRICS. Por tanto es erróneo compararlo con el Banco Asiático de Inversiones en Infraestructura (AIIB). que ya esta invirtiendo en proyectos diferentes, el AIIB esta más centrado en la ruta de la seda . Ambos objetivos son complementario

BRICS Plus


En el escenario mundial, los BRICS son ya una gran molestia para el orden unipolar. Xi lo expresó cortésmente en Xiamen como: "nuestros cinco países deberíamos desempeñar un papel más activo en la gobernanza mundial".

Dijo lo justo en el momento justo, Xiamen introdujo "diálogos" con México, Egipto, Tailandia, Guinea y Tayikistán; esto es parte de la hoja de ruta para un "BRICS Plus" -una conceptualización de Beijing, propuesta en marzo pasado por el Ministro de Relaciones Exteriores Wang Yi, destinada a expandir la asociación/cooperación.

Otro ejemplo del "BRICS Plus" puede detectarse en el posible lanzamiento, antes de finales de 2017, de la Asociación Económica Global Regional (RCEP) - tras la muerte de TPP.

Contrariamente a un chorro de volteretas de occidente, la RCEP no es "liderada" por China. Japón forma parte de ella, al igual que la India y Australia, junto con los 10 miembros de la ASEAN. La pregunta candente es qué tipo de juegos puede estar jugando Nueva Delhi para detener el RCEP en paralelo con boicotear el BRI.

Patrick Bond en Johannesburgo ha hecho una crítica interesante, argumentando que hay "fuerzas económicas centrífugas" que están rompiendo el BRICS, producto de la sobreproducción, la deuda excesiva y la desglobalización. Interpreta el proceso como "el fracaso del capitalismo centrípeto de Xi".

No tiene que ser así. No hay que subestimar el poder del capitalismo centrípeto chino, especialmente cuando la ruta de la seda alcanza una velocidad superior.

La nueva tríada; petróleo/yuan/oro


Cuando el presidente Putin hablar que los BRICS revela el poderío de una verdadera bomba. Geopolítica y geo-económicamente, Putin hace hincapié en un "mundo multipolar justo"…, "contra el proteccionismo y las nuevas barreras en el comercio mundial".

Putin recordó el conflicto Sirio (donde Pekín apoyó silenciosa pero firmemente a Moscú): "Gracias a los esfuerzos de Rusia y de otros países se crearon las condiciones para mejorar la grave situación que vivía Siria".

En la península de Corea, está claro cómo China y Rusia piensan al unísono: "La situación está al borde de un conflicto a gran escala".

El juicio de Putin es tan cáustica como la solución propuesta; "Presionar a Pyongyang para que detenga su programa de misiles nucleares es erróneo e inútil. Los problemas de la región sólo pueden resolverse a través de un diálogo directo y sin condiciones previas de todas las partes interesadas ".

El concepto de orden multilateral de Putin -y de Xi- es claramente visible en la Declaración de Xiamen, cuando propone para Afganistán un "proceso de paz y reconciliación nacional dirigido por los propios afganos".

Este es un código para una solución afgana totalmente asiática (y no occidental) mediada por la Organización de Cooperación de Shanghái (SCO), liderada por China y Rusia, y en que Afganistán es un observador y un futuro miembro de pleno derecho.

Luego, Putin ofrece una importante garantía: "Rusia comparte las preocupaciones de los países BRICS sobre la injusticia de una arquitectura financiera y económica mundial, que no tiene en cuenta el creciente peso de las economías emergentes. Estamos dispuestos a trabajar, junto con nuestros asociados, promoviendo reformas de la reglamentación financiera internacional y superar la excesiva dominación del limitado número de monedas de reserva ".

Superar la excesiva dominación del número limitado de monedas de reserva "es la forma más educada de declarar lo que los BRICS han estado discutiendo durante años; cómo evitar el dólar de los EE. UU. Y los llamados petrodolares.

Pekín está listo para acelerar el juego. Pronto China lanzará un contrato de futuros de petróleo crudo cotizado en yuan y convertible en oro.

Esto significa que Rusia -así como Irán, otro nodo clave de la integración de Eurasia- puede pasar por alto las sanciones de EEUU mediante el comercio de energía en sus propias monedas, o en yuan. El yuan será totalmente convertible en oro tanto en las bolsas de Shanghái como en las de Hong Kong.

La nueva tríada de petróleo, yuan y oro es en realidad una victoria para todos. No habrá ningún problema si los proveedores de energía prefieren que se les pague en oro físico en vez de yuan. El mensaje clave es que se pasará por alto el dólar estadounidense.

La alianza “RC” -a través del Banco Central Ruso y el Banco Popular de China- ha estado desarrollando swaps de “rublos yuanistas” desde hace bastante tiempo.

Una vez que esto vaya más allá del actual BRICS, de los aspirantes a miembros del "BRICS Plus" y más tarde de todo el Sur Global, la reacción de Washington puede ser nuclear (esperemos que no literalmente).

Las reglas de la doctrina estratégica de Rusia y China no deberían permitir por ningún medio que Washington siga siendo dominante en Eurasia. Sin embargo, lo que los BRICS deben aspirar desde el punto de vista geo-económico no sólo concierne a Eurasia, sino a todo el Sur Global.

El Partido de la Guerra en Washington que está empeñado en instrumentalizar a la India contra China -o contra la alianza China Rusa– podría tener un duro despertar.

Aunque el BRICS hoy pueden estar enfrentando disímiles olas de turbulencias económicas, la atrevida hoja de ruta a largo plazo, más allá de la Declaración de Xiamen, ya está esbozando un nuevo futuro para el Sur Global.
__________
Tomado de Rebelion, Traduccion de Emilio Pizocaro

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin